No sé si os habrá pasado alguna vez pero a mí a veces me ocurre que estoy en casa y me apetece comer algún pastelito o similar y, debo reconocerlo, no suelo tener por aquello de evitar tentaciones.

El lunes tuve un mal día en el curro, llegué tarde y muy cansada a casa no me apetecía nada pero me hubiera comido el mundo… al final nos decidimos por una ensalada de piña y melón para cenar pero seguía teniendo ganas de comer algo dulce así que me fui a la cocina… allí encontré una hoja de hojaldre, unas nueces, unos terrones de azúcar moreno y un poco de canela y, he aquí el resultado…

No sé que os parecerá pero realmente tiene un sabor a canela espectacular. Os cuento como se hace:

En un molinillo ponéis las nueces con los terrones de azúcar moreno y lo reducís a un polvo compacto al que le añadimos la canela. Esta mezcla la esparcimos en la lámina de hojaldre, la enrollamos y la cortamos en porciones.

Colocamos las porciones en la bandeja del horno (sobre un papel apto para horno, un silpat o lo que uséis para hornear) a fuego medio y dejamos que se haga el hojaldre. Cuando ya esté cocido lo sacáis y a enfriar en una rejilla.

No os pongo cantidades ya que es un poco a ojo, lo que consideréis en función de cuanto os guste el azúcar, las nueces o la canela.

Se admiten sugerencias de mejora…😉

Añade tu ingrediente

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s